La ilusion de las necesidades

La ilusion de las necesidades

Tu que quieres la paz solo la puedes encontrar perdonando completamente. Nadie aprende a menos que quiera aprender y crea que lo necesita.

Entonces, si estas siguiendo este curso, es que crees que lo necesitas, y como podrias ver su efecto sin ponerlo en práctica.

Jesus nos enseña en el curso, que el amor es todo lo que es, y que este es abundancia; por otro lado la oscuridad es la falta de amor, y es la carencia. Escoger lo que queremos tener depende de cada uno, y esto quiere decir que tenemos que sabernos abundantes primero que todo. Sabiendo que somos creacion de Dios.

En la creación de Dios no hay carencia.

Somos nosotros quienes la fabricamos, desde el momento que nos percibimos separados del todo, separados de Dios y separados de nuestros hermanos. Esa es la caída, es la ilusión de separación producida por el velo del olvido.

En consecuencia es imprescindible recordar que no estamos separados ni de Dios ni de nuestros hermanos, que somos parte de ese todo.

Las carencias surgen de la percepción que tienes de lo que eres, crees estar separado y ser alguien necesitado. Creer en algo produce la aceptación de su existencia.

Crees que estás separado y que todos los demás te pueden herir, privar y matar. Te has olvidado que la muerte no existe, que eres eterno, divino y poderoso. Que tu mente es la herramienta y el mayor don que se te dio para crear lo que quisieras en tu vida.

Te demoras porque estás desperdiciando tu mente con pensamientos de victicismo y culpa, con pensamientos de pobreza y muerte, en definitiva piensas y crees estar en un mundo pobre y mezquino, y entonces eso es lo que recibes, porque esa es tu creación y es tu poder divino quien manifiesta lo que crees.

No puedes perdonar, porque has creído que tu hermano te ha privado de algo, crees que te pueden herir sin que tu lo puedas evitar. No sabes que eres tú quien tiene el poder de crear tu vida.

Tu escoges lo que piensas en cada circunstancia, y de el pensamiento que escojas se derivan los sentimientos que se apoderaran de tu corazón, si son de temor o de amor así resultara tu vida, porque eres el creador de ella.

Si crees que tu hermano te puede herir, es que le estas entregando tu poder a tu hermano. Si te sientes ofendido por tu hermano, es igual, le das el control de tu paz a tu hermano. Depende de ti, si eres el gobernador de tu vida, o si permites que la falsa percepción tome el poder y te prive del amor, de la paz y de la abundancia.

El amor perfecto expulsa el miedo. Si hay miedo, es que no hay amor perfecto.

Mas:
Solo el amor perfecto existe.
Si hay miedo este produce un estado que no existe.
Cree esto y serás libre. Solo Dios puede establecer esta solución, y esta fe es su don.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *