La caridad

La caridad

La caridad es la manera de ver a otro como si ya hubiese llegado mucho mas allá de lo que en realidad ha logrado en el tiempo hasta ahora.

De eso se tratan los milagros, de negarle a tu mente sus poderes destructivos cada vez que miras a tus hermanos desde la caridad. La caridad que le concedes a otro es la confirmación al espíritu de que necesita ayuda, y el reconocimiento de que la aceptara. Esta es la forma en que opera el tiempo, es la manera de que el tiempo sea efectivo para los propósitos divinos.

Cuando miramos a nuestro hermano desde la perspectiva de la caridad, damos fe que el tiempo mostrará el milagro, y que el milagro al ser una expresión de caridad, tan solo puede acortar el tiempo.

…cuando le ofreces un milagro a otro estas acortando su sufrimiento y el tuyo.

El curso dice, ademas, que los milagros corrigen tanto retroactivamente como progresivamente. Entonces es cuando estamos en el ahora, cuando nos alineamos con todo el poder divino, el que corta los patrones repetitivos que hemos transitado por tantos ciclos. El milagro que nos libera del error.

Estamos claros que el error es el producto de la ilusión y que opera en y con el ego. Sabemos que es un sistema de aprendizaje disponible en el tiempo y tambien sabemos que tarde o temprano llegaremos a descubrir el conocimiento que nos permita transitar libremente por ellos.

Si estamos estudiando este curso es que hemos llegado a la instancia liberadora. El momento en que cada uno pueda empoderarse de sus recursos de aprendizaje y estar en la Tierra y ser del cielo.

Cuando comenzamos a practicar los ejercicios espirituales que nos enseña el curso comenzamos a recuperar el poder. Se despierta un testigo interno que nos pone en alerta cada vez que el ego reacciona como el sabe. Es por eso que cada momento es una oportunidad de ascender a la luz, cada vez que cambiamos la mente y operamos asistidos por el espíritu santo, el que activa la expiación en nuestra vida ubicándonos en el momento y lugar perfectos, en donde somos los perfectos hijos de Dios.

Es importante en este punto aclarar lo que es el perdón en el curso de milagros. El maestro Jesus nos enseña en el curso que:

El perdón es un gesto vacío a menos que conlleve corrección, sin ella, lo que hace es básicamente juzgar en vez de sanar.

Como la caridad comienza por casa, es importante que no nos juzguemos a nosotros mismos, si sentimos que hemos errados entreguemos el hecho al espíritu santo para que active la expiación en nosotros, de ese modo seremos menos propensos a juzgar a nuestros hermanos.

Si estamos en una constante auto observación, entonces podremos conocernos desde nuestras debilidades y aprenderemos la autocompasión, esta es la mas importante herramienta contra el ego, el que quiere hacernos creer que somos mejor que otros, manteniendo la separación intacta en el tiempo.

La mentalidad milagrosa nos saca de los parámetros del tiempo, porque es intemporal, esta mente es conducida por nuestro yo superior, nuestro yo divino, y el no juzga nuestro yo inferior, ni el de los otros, porque sabe no tienen trascendencia.

Si comprendemos esta idea, ella refleja como el ego mantiene nuestra mente atrapada en recuerdos negativos, haciéndonos experimentar el mismo sentimiento de dolor una y otra vez, haciéndonos comer de su fruto indigesto hasta que nos morimos.

Nuestro yo superior, en cambio, nos aligera la carga eliminando la necesidad de tener preocupaciones de rango inferior, porque no tenemos que juzgar, ni atacar, ni planear, porque el yo superior conoce que el error y sus efectos no son reales, y es mas, que cuando lo entrega a cargo de la expiación, esta los deshace, devolviendonos a un estado de paz y de bienestar para todos.

Finalmente lo único que cuenta es ser capaces de brindar caridad para que nuestra vida y la de todos mejore hasta ser totalmente restaurada en la luz y el verdadero amor.

Marisol Stevens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *