Tu abrazo alma mía

Tu abrazo alma mía

Navego una corriente silenciosa
sin remos ni destino conocido
y mis ojos desconocen la mirada
que recorta el horizonte en el camino

Naufrago por momentos y me ahogo
palpitando entumecida sin abrigo
mis manos congeladas no consiguen
conducir la barca por el río

Alma mía te siento y me estremezco
cuando te sumerges en mis ganas
y mi cuerpo que ya casi sin aliento
te sonríe en un abrazo que desgarra

El cielo de pronto se despeja
y la brisa se tiñe en tu mirada
abrázame más fuerte alma mía
que tu abrazo despierte mi mañana

Por Marisol Stevens

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *