Más Allá de la Percepción

Más Allá de la Percepción

Hemos aprendido que el conocimiento es intemporal, que no se adquiere, que se sintoniza con el, o que se recuerda, o que se enciende. Hemos aprendido que es poderoso, porque te da la certeza para vivir y te saca del sistema aprendido brindándote herramientas divinas para actuar.

La percepción se hizo necesaria porque nos separamos de Dios y velamos el conocimiento, sin embargo es importante aclarar que la separación es ilusoria, no es posible separarnos de Dios, estamos en Dios, somos parte del todo que es Dios. Pero por otro lado estamos en una dimensión que nos ha velado y hemos olvidado lo que realmente somos, por lo tanto estamos apagados, e ignorantes.

Aclarando esto, volvemos al hecho de que esta separación temporal nos ha puesto en la instancia de percibir.

He dicho que las capacidades que ahora posees no son sino la sombra de tu verdadera fortaleza, y que la percepción, que es intrínsecamente enjuiciadora, comenzó solo después de la separación.

Sabemos ahora que despertar es literalmente despertar el conocimiento, también sabemos ahora que se logra despertar este conocimiento a través de la percepción verdadera, o correcta, o milagrosa, que es lo mismo.

No es facil imaginar que podamos prescindir de la percepción, pero es importante comprender que esa es la idea, puesto que percibir siempre implica hacer un juicio. Por ese motivo es que para lograr esa percepción milagrosa entregamos ese juicio ( errores propios o de otros) al Espíritu Santo para que los utilice a favor de Dios y podamos seguir adelante sin tomar acción por nuestra cuenta, de ese modo nos liberamos de tomar una decision drastica y de entrar en conflicto.

Mientras mas veces lo hagamos mas nos acostumbraremos a ello, y finalmente recibiremos el poder del conocimiento, que nos hará sentir la paz de que todo esta bien, que no hay nada que juzgar, que no hay nada que perdonar, que es parte del aprendizaje y entraremos a vivir en la dimensión de la paz y el conocimiento, será un tema CONOCIDO y cada vez nos veremos en menos situaciones de enjuiciamiento.

El conocimiento, como ya hemos observado, no conduce a la accion.

El conocimiento es siempre estable, y es evidente que tu no lo eres.

Que le ocurre a la percepcion en ausencia de juicios , o de nada que no sea perfecta igualdad? Percibir se vuelve imposible. La verdad solo se puede conocer.

Mientras necesitemos percibir es necesario orar y meditar para pedir que el Espíritu nos asista y facilite la percepción verdadera.

La percepción se basa en un estado de separación, así que todo aquel que de alguna manera percibe, tiene necesidad de curación. El estado natural de los que gozan de conocimiento es la comunión, no la oración.

Busquemos alcanzar un estado de comunión con Dios, y no olvidemos que eso significa ser uno con el todo, ser uno con nuestra filiación, ser uno con cada hermano y cada ser vivo del universos y la eternidad.

Oremos y pidamos mientras sea necesario, pero sepamos lo que queremos alcanzar y tomemos el camino seguro.

Marisol Stevens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *