El poder de tu mente, cuestión de autoridad

El poder de tu mente, cuestión de autoridad

La falta de confianza en nosotros mismos nos ha hecho utilizar el poder de nuestra mente en contra, porque aunque creemos que no somos poderosos la mente si lo es y empodera todos nuestros pensamientos sin que nos demos cuenta.

Quiero decir, que somos lo que pensamos, y si pensamos que no podemos, eso es lo que obtenemos, y es, porque el pensamiento conlleva la energía de creación que nos lego nuestro autor. Dios nos creo, el es nuestro autor y el posee la autoridad, que a su vez nosotros poseemos por ser sus hijos y estar en EL, aunque nos seamos consciente de ello.

Nuestra mente no se debilita solo porque creamos que somos débiles, mas bien, el hecho que nos mantengamos experimentando la debilidad nos da prueba del poder que reside en la mente.

El poseer un cuerpo es lo que nos ha dado la idea de debilidad, es parte de la idea de separación, pensamos que somos vulnerables, porque nuestro cuerpo es vulnerable, pero nos hemos olvidado que la mente esta por encima del cuerpo y este le obedece. Es mas, tendemos a justificarnos diciendo que es la naturaleza humana.

En realidad se ha tratado siempre de un sistema egótico adquirido del sistema socio cultural saturado de pecado y culpa.

Despues de un tiempo aprendiendo el curso de milagros y despertando la conciencia dormida podemos comenzar a dilucidar nuestro verdadero yo, que es parte del todo, que es parte de la filiación y que somos poderosos porque si somos parte de DIOS, estamos en Dios y por lo tanto tenemos sus atributos, los que se encuentran en la mente-amor.

Es necesario que percibas correctamente a tu hermano debido a que las mentes han elegido considerarse a sí mismas como entidades separadas.

El poder milagroso de la percepción correcta, y mas aun, del conocimiento, es que todos disponemos de ese poder, porque nunca hemos estado separados, ni de nuestros hermanos, ni de Dios.

Y es ese poder precisamente el que ha CREADO todo lo que percibimos a nuestro alrededor, a través de nuestros pensamientos derrotistas y debilitantes, es que hemos creado todo lo que vivimos. Son nuestros propios frutos.

Si estamos despiertos, trabajando con un espíritu de amor y de unidad se expresara en nuestro entorno.

El espíritu tiene absoluto conocimiento de Dios, En eso radica su poder milagroso. El hecho de que cada uno de nosotros disponga de ese poder en su totalidad es una condición enteramente ajena al pensar del mundo.

Mientras sigas creyendo en tu debilidad, eso es lo que tendrás, mientras sigas pensando en la carencia, eso vivirás, mientras sigas pensando que puedes ser atacado, victimizado, culpado, etc eso experimentaras. Se trata del plano de aprendizaje en el que vivimos, aprender a usar nuestro poder cambiando el disco, porque ya se cumplio la etapa de dolor y carencia, ya la aprendimos, ya estamos listos para ver la luz, entrar en ella e integrar la oscuridad que hay en cada uno, sin negarla, mas bien abrazarla, para alcanzar el equilibrio de habernos conocidos perfectos hijos de Dios habitando un cuerpo vulnerable, que responde al poder que podamos activar para volverse igualmente iluminado.

Marisol Stevens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *